Cómo Limpiar La Membrana De Ósmosis Inversa

Cómo Limpiar La Membrana De Ósmosis Inversa

Incluso hasta el mejor sistema de purificación de agua debe estar bien mantenido para que funcione correctamente y por eso es tan importante limpiar la membrana de ósmosis inversa periódicamente

Sólo cuando un sistema está en buenas condiciones puede procesar el agua eficientemente y eliminar sus contaminantes.

Un paso esencial de mantenimiento es la limpieza de la membrana del sistema, ya que no sólo mantendrá la calidad del agua producida, sino que también alargará su vida útil y la del equipo de ósmosis inversa.

La limpieza de la membrana requiere saber cuándo y cómo hay que limpiar y qué productos químicos se debe utilizar.

El limpiador adecuado depende del tipo de suciedad a la que se haya expuesto la membrana.

En este post voy a contarte los principales pasos a seguir sobre cómo se debe limpiar la membrana de ósmosis inversa para que puedas hacerlo tú mismo sin necesidad de llamar a un profesional.

Cuándo limpiar

Dado que es difícil limpiar las membranas de ósmosis inversa excesivamente sucias y prevenir daños irreversibles, es crucial llevar un calendario estricto y limpiarlas en una etapa temprana de ensuciamiento.

La manera más fácil de saber cuándo limpiar es monitoreando la presión del agua del sistema.

Si la presión diferencial aumenta en más de un 10%, es el momento de activarse.

La necesidad de una mayor presión de alimentación para mantener el flujo de agua y la disminución del flujo también son indicadores claros de que es hora de limpiar la mebrana.

Por supuesto, la frecuencia de limpieza varía entre diferentes modelos de diferentes fabricantes y también depende del nivel de contaminación del agua a la que estén sometidas, pero en promedio las membranas de ósmosis inversa deben limpiarse una vez cada 3 a 6 meses.

También es útil echar un vistazo a las instrucciones o ponerse en contacto con el fabricante para obtener más información.

Cómo limpiar

A continuación, te daré los pasos a seguir para limpiar la membrana de ósmosis inversa, pero ten en cuenta que estos pasos pueden variar de un fabricante a otro.

  • Cierra el suministro de agua del sistema.
  • Cierra cualquier línea de agua que vaya a un refrigerador o a una máquina de hielo.
  • Drena toda el agua del sistema de filtro y del tanque de almacenamiento abriendo el grifo de agua del sistema.
  • Cierra el grifo una vez que se haya agotado el agua.
  • Desconecta la carcasa de la membrana del sistema y ábrala. La mejor manera de abrir la carcasa es utilizando una llave de cinta.
  • Si también vas a aprovechar para limpiar o cambiar los filtros, asegúrate de desconectar la membrana primero, porque los limpiadores como el blanqueador destruirán la membrana.
  • Vacía toda el agua de la carcasa y saca la membrana.
  • Limpia la membrana con un limpiador químico sugerido por el fabricante o un proveedor de productos químicos de ósmosis inversa y sigue las instrucciones dadas con precisión. Ten en cuenta los valores de dosificación, temperatura, pH y tiempo de contacto.

Como se ha indicado anteriormente, dependiendo del tipo de suciedad a la que se haya expuesto la membrana, es necesario utilizar diferentes limpiadores. Los tipos comunes son:

  • Incrustaciones de carbonato de calcio
  • Depósitos de óxidos metálicos
  • Incrustaciones de sílice
  • Depósitos coloidales inorgánicos y orgánicos
  • Material orgánico (natural) como el moho y los hongos

Nota sobre los limpiadores químicos de membranas

Puedes elegir entre limpiadores genéricos y etiquetas más caras. Los productos de limpieza caros son a menudo más fáciles de usar y el servicio de atención al cliente es más fiable.

Esto es aún más importante cuando hay que utilizar varios limpiadores diferentes en la secuencia correcta uno tras otro.

Un uso inadecuado podría empeorar el grado de contaminación de la membrana. He aquí un ejemplo de secuencia:

  • Limpiador ácido
  • Limpiador Alcalino
  • Desinfectante

Recuerda limpiar también la carcasa de la membrana con un cepillo para botellas y detergente para lavavajillas y lejía mezclados con agua.

  • Desecha adecuadamente todos los productos químicos de limpieza.
  • Enjuaga bien la membrana y la carcasa antes de volver a colocarlos juntos.
  • Vuelve a instalar la carcasa en el sistema.
  • Enciende el suministro de agua fría del sistema y comprueba si hay fugas.
  • Enjuaga el sistema antes de volver a llenar el tanque de agua para eliminar los residuos químicos.

La calidad del agua puede tardar unas horas en volver a su estado anterior, especialmente después de las limpiezas de pH.

Ahora es tu turno de poner manos en acción

Ahora tienes toda la información necesaria para limpiar la membrana de tu sistema de filtración de agua por ósmosis inversa.

Recuerda: Es esencial seguir las especificaciones del fabricante con precisión para no causar ningún daño al sistema. Si no estás seguro, consulta, te saldrá más barato, te lo aseguro.

Conclusión:

La eficacia del equipo de ósmosis en cuanto a la calidad de agua producida y la presión correcta, dependerá en gran medida del mantenimiento que realices del sistema en general, pero puntualmente de la membrana de ósmosis inversa, ya que es una parte vital.

Cuanto mejor y más frecuente sea el mantenimiento, mayor será la vida útil de la membrana y demás componentes del sistema. Pero, además, al generar agua más purificada, también estarás cuidando tu salud y la de tu familia.

Lectura Obligatoria!!!
Probablemente has escuchado hablar o leído en algún lado acerca…